Recortes que matan a la UPR

Los recaudos proyectados por el gobierno no se desploman, pero los recursos para invertir en la UPR sí. Tomando en cuenta que los recaudos totales anuales del gobierno estarán cerca de los $12,000 millones, es importante poner en contexto la magnitud de los recortes que se pretenden imponer a la UPR.

La perspectiva del borrador del plan fiscal sometido por el gobierno el 12 de febrero de 2018 es que el recorte mayor ocurre en el año 2022 y es de $221 millones porque toma como punto de partida el presupuesto del año fiscal en curso (2017-2018: 631 millones), por tanto, el total en recortes entre 2019-2023 sería de $808 millones. Una perspectiva mucho más apropiada sería tomar como punto de partida el presupuesto congelado desde el 2014 al 2017 ($834 millones). Desde esa otra perspectiva, el mayor recorte ocurriría en el 2022 ($424 millones) y el total en recortes sería de $2,026 millones (2018-2023) o $1,823 millones (2019-2023).

Pero, hay otras perspectivas que no debemos olvidar y se basan en la fórmula para calcular el presupuesto de la UPR. Si aplicáramos la fórmula del 9.6% a una porción de los recaudos según se aplicaba antes del 2014, el presupuesto asignado se mantendría cerca de los $800 millones anuales según las proyecciones de ingresos en el borrador del plan fiscal aludido. Desde la perspectiva de la fórmula del 9.6% reducida, el mayor recorte ocurriría en el 2022 ($390 millones) y el total en recortes sería de $1,822 millones (2018-2023) o $1,653 millones (2019-2023).

Por último, y para tener todas los escenarios en contexto, si aplicáramos la fórmula del 9.6% a todos los recaudos según postula la ley de la UPR de 1966 –sin enmiendas ni desvíos–, el presupuesto gubernamental asignado del Fondo General se mantendría cerca de los $1,150 millones anuales tomando en consideración las proyecciones de ingresos del mencionado borrador de plan fiscal del gobierno. Desde la perspectiva de la formula 9.6% aplicada a todos los recaudos gubernamentales, el mayor recorte ocurriría en el 2022 ($740 millones) y el total en recortes sería de $3,922 millones (2018-2023) o $3,403 millones (2019-2023).

La UPR necesita transformarse y aportar a la difícil situación en la que nos han colocados los gobiernos irresponsables junto con las instituciones financieras que les han aprobado una deuda insostenible. El Plan SoS UPR 2.0 propone que la asignación gubernamental para la UPR sea justa, de modo tal que se sitúe en un punto medio entre los escenarios extremos del empobrecimiento propuesto por el gobierno (recibiendo apenas $410 millones anuales en el 2023) y el ideal de aplicar la fórmula de 9.6% anual de todos los recaudos ($1,150 anualmente). El extremo de los recortes en los que insiste el gobierno, terminaría matando a la UPR que tanto necesita Puerto Rico. El extremo del Plan SoS UPR 2.0 fortalecería nuestra maltrecha economía y daría vida a una UPR vibrante para el bien colectivo puertorriqueño.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s