Equidad y justicia contributiva

La forma más justa de enfrentar una crisis económica colectiva es que quienes más tienen aporten más y que los que menos tienen aporten menos. De igual forma, sería justo que si se va a hacer una reforma contributiva equitativa, se aplique cualquier nuevo impuesto a aquellos bienes de consumo que son de lujo o discrecionales. Por ejemplo, la comida –sin hacer o hecha– no debe pagar más impuestos e incluso debería considerarse reducirlos mientras dura esta crisis. Pero, un bote, una mansión, una colección de motoras, una casa de playa a todo lujo deben pagar acorde su exceso.

Como bien documenta nuestro economista Ricardo Fuentes Ramírez “Puerto Rico se encuentra entre los diez países con ingresos más desiguales del mundo, con niveles de desigualdad sobre un 30% mayor a los de los Estados Unidos (U.S. Census Bureau, 2015).” Por tanto, un nuevo sistema contributivo justo debería diseñarse para distribuir la carga de forma tal que se haga justicia a quien menos tienen y se apele a la responsabilidad social de quienes tienen más. En sintonía con estas premisas y sensible a los estragos causados por los huracanes Irma y María, el Plan SoS UPR 2.0 revisa en profundidad su sección de nuevos ingresos para dar ejemplo de cómo debemos asumir esta crisis salvaguardando a las personas en mayor fragilidad económica y estimulando la esfera pública con las contribuciones de quienes pueden.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s